La tradición tribal de los tatuajes en el mundo es fascinante. Desde los nativos americanos a deteminadas zonas de África, pasando por las regiones animistas en Asia. Si hay alguien experto en este campo, ese es Lars Krutak, antropólogo americano de 45 años que nos concedió esta entrevista.

En un repaso rápido, antes de darle voz a Krutak, debemos apuntar que en el África subsahariana se combinan las escarificaciones con los tatuajes, por motivos de diferenciación racial, en Chad —etnia Mbororo—. En Senegal o Malí, las mujeres de esta misma etnia tienen la tradición de tatuar sus labios (tanto interna como externamente) en un ritual absolutamente doloroso y con gran sangrado, haciendo uso de pequeñas agujas de madera y carbón en polvo, por motivos estéticos. En otros lugares de África —como en Benín— los tatuajes de todo el torso suelen ir asociados a rituales de religión vudú.

Por otro lado, en Asia, en las zonas remotas de Myanmar y Tailandia, algunas tribus animistas de las montañas tienen por costumbre que las mujeres, al llegar a la edad adulta, deban ser tatuadas facialmente; se cree que cuando mueren, si no tienen su rostro tatuado, no pueden acceder al paraíso. Los gobiernos de algunos países del sudeste asiático han prohibido esta práctica alegando falta de higiene y tratando de prevenir muertes por infecciones. Aun así, se sigue llevando a cabo en las zonas más tradicionales.

Para profundizar en esta cuestión cultural, hemos podido hablar con Lars Krutak, doctor en Antropología Cultural por la Universidad de Arizona (Departamento de Evolución Humana y Cambio Social) y autor de libros como: The tattooing arts of tribal women, Tatto traditions of native north americans, Kalinga tattoo: ancient and modern expression of the tribal. Lars, además, ha trabajado varios años en el Museo Nacional del Indio Americano. Conocido también por su participación en Discovery Channel, presentando el programa Tattoo Hunter, así como por ser el responsable de los contenidos sobre antropología social en diversos documentales de National Geographic.

Concertamos una cita con Lars, aprovechando su visita a España, y le realizamos la siguiente entrevista:

 

aníbal bueno.— Es sabido que la lingüística y la filología estudian y organizan los diferentes lenguajes por la forma en la que evolucionan. Los expertos en estas áreas son capaces, incluso, de crear un “árbol evolutivo” de los idiomas del mundo. Una vez dijiste que un tatuaje tribal es “lenguaje visual”. Teniendo en cuenta esto, ¿crees que existe algo similar relacionado con la cultura tribal del tatuaje? ¿Crees que hay una forma de estudiar su evolución?

lars krutak.— No hay una forma sencilla de contestar a esta pregunta, porque la evidencia firme más antigua que tenemos sobre la existencia de tatuajes corresponde a los restos momificados de un individuo de únicamente 5.300 años de antigüedad. En términos de tiempo evolutivo, esto es una gota en el océano. Hay miles de objetos más antiguos encontrados arqueológicamente de los que —aunque pueden estar relacionados con los tatuajes— no podemos tener certeza absoluta de si su uso estaba relacionado con el tatuaje, la escarificación o la pintura corporal. Creo, sin embargo, que el tatuaje ha sido una práctica humana desde el momento en el que las personas comenzaron a marcar con él sus acontecimientos vitales y sus logros de forma permanente. En este sentido, el tatuaje es un lenguaje visual de la piel si sabes cómo leerlo. Esto se debe a que los tatuajes transmiten un vasto conjunto de información acerca de quiénes somos, de dónde venimos, nuestros deseos y miedos y quiénes aspiramos a ser.

 

aníbal bueno.— Sabemos que las personas de distintas culturas indígenas pueden tener diferentes motivos para tatuarse. Esos motivos pueden ser: religiosos, médicos, ornamentales, de jerarquía, relacionados con el linaje o la identidad, e incluso como forma de narrar batallas. ¿Cuál es la más extraña o fascinante razón con la que te has encontrado para justificar un tatuaje?

lars krutak.— He documentado todos los tipos de tatuaje de los que hablas en tu pregunta. Has mencionado incluso la naturaleza religiosa de algunos tatuajes, pero, para ser más específicos, muchos de los que me he encontrado tienen la funcionalidad de repeler malos espíritus. Estos entes eran muy temidos porque se creía que traían muerte o enfermedad a los individuos, familias o comunidades enteras. Para repeler a estos seres malignos, se creaban tatuajes especiales, algunas veces con la ayuda de un chamán. Pero el poder de estos tatuajes no estaba necesariamente asociado al diseño en sí mismo. Esto es porque estos tatuajes mágicos estaban comúnmente dotados de poder a través del uso de pigmentos mágicos o hechizos aplicados directamente a los pigmentos. En otros casos, deidades particulares o espíritus eran invocados para prestar protección al portador del tatuaje.

 

aníbal bueno.— Existen diversas técnicas de tatuado que, actualmente, se llevan a cabo alrededor del mundo. Aquí, en Europa, tenemos las máquinas de tatuar eléctricas habituales. Como sabes bien, en San Lorenzo, los artistas del tatuaje utilizan aguja e hilo. En el sudeste asiático, se usa normalmente la caña de bambú. En África, los tatuajes labiales de los Fulani se llevan a cabo normalmente haciendo uso de un conjunto de agujas de madera. ¿Qué otros mecanismos conoces?

lars krutak.— A lo largo del sudeste asiático y Oceanía (Polinesia), el tatuaje manual es mayoritaria- mente la norma. La técnica se viene practicando desde hace más de mil años y requiere del uso de un mazo para golpear un pequeño bastón que o bien contiene un manojo de agujas o un peine con muchos dientes en su extremo.

Entre los maoríes en Nueva Zelanda hubo un tiempo en que practicaban una forma de tatuaje en la cual empleaban una herramienta similar a un cincel que era golpeada con un martillo. Los patrones de tatuaje eran, esencialmente, tallados en el cuerpo y la cara.

Muchas tribus practican también una forma de tatuaje de escarificación en el cual la piel es primero cortada con una lanceta o cuchillo; posteriormente, el pigmento del tatuaje es frotado en la herida abierta para dar lugar al tatuaje indeleble. Esta técnica era ampliamente practicada en África, pero algunas culturas tribales de Asia también la aplicaban.

 

aníbal bueno.— Como tú sueles destacar a menudo, las culturas indígenas del tatuaje están desapareciendo día a día. ¿Podrías hacer un listado de lugares en los que esto esté ocurriendo o a punto de ocurrir?

lars krutak.— Los tatuajes de las diversas tribus Naga (Nagaland y Arunachal Pradesh, India y noroeste de Myanmar); Mentawai (Isla Siberut, Indonesia); Kayan, Kenyah, Sab’an, Lahanan, y Sihan de Sarawak (Borneo malayo); Drung y Li (China); muchas tribus del Amazonas (Matsés, Juma); Bereberes y Beduinos (norte de África), y los Kurdos entre otros muchos.

 

aníbal bueno.— Esta pregunta es muy específica y tiene que ver con los tatuajes faciales en el estado Chin (Myanmar). Las mujeres animistas en esta zona solían tatuarse el rostro para asegurarse el acceso al paraíso, de acuerdo con sus creencias. Parece que hoy el Gobierno ha prohibido esta práctica. ¿Qué sabes acerca de esta situación? ¿Podrías explicarla con más profundidad?

lars krutak.— Los tatuajes en el estado Chin fueron “oficialmente” prohibidos en los años 60 por el régimen socialista de entonces. Luego, los misioneros cristianos y budistas llegaron y comenzaron a convertir a las comunidades animistas del estado Chin y los tatuajes empezaron a desvanecerse. De cualquier modo, varias comunidades remotas del estado Chin continuaron tatuando a las mujeres jóvenes hasta la pasada década.

¡Pero la función de los tatuajes en el estado Chin no es la que dices! Era un signo de que la chica había alcanzado la madurez y estaba lista para desempeñar roles de adulta, como casarse, encargarse de la casa y criar niños. Los tatuajes faciales también resaltaban la belleza de la mujer, especialmente debido a que estos tatuajes eran adaptados para encajar y potenciar las características faciales de la portadora. Adicionalmente, los tatuajes faciales eran marcadores étnicos y a pesar de que los patrones de base son muy parecidos en ciertas tribus Chin, pequeñas variaciones en los patrones globales servían para distinguir el clan particular al cual la mujer pertenecía.

Tal y como el erudito de los tatuajes Chin, Jens Uwe Parkitny, escribió: “Cada clan tenía su propio sello y era un tabú para un clan copiar el sello de otro clan… porque eso habría significado la guerra”. Otros tatuajes ubicados en el cuerpo eran terapéuticos.


Nota: Krutak es activo dando conferencias y escribiendo libros sobre tatuajes y antropología. Su fantástica obra sobre tatuajes y escarificaciones mágicas (así como otros de sus libros) se puede adquirir a través de su página web: https://www.larskrutak.com/product/spiritual-skin-magical-tattoos-and-scarification/.