Anibal Bueno

Niño en un orfanato en Kenia